¿Qué diferencias hay entre un jamón ibérico y una paleta ibérica?

¿Qué diferencias hay entre un jamón ibérico y una paleta ibérica?

8 Ene 2020 - Publicado en Blog, General

Resulta difícil diferenciarlos, pero es fundamental saber que ¡no son iguales!

Cuando nos planteamos comprarlo alguna de esta pieza, muchas personas no saben diferenciar el jamón de la paleta. Ambos proceden de la pata del cerdo ibérico pero, son dos productos distintos. A continuación, como nos identifican las palabras «expertos jamoneros», te explicamos las principales diferencias para que, según tus necesidades, consigas la mejor opción.

Dimensiones, origen y peso. Cuando hablamos de origen nos referimos a la parte del cerdo de la que proviene cada uno. La paletilla se obtiene de las patas delanteras, las cuales son más pequeñas que las traseras, tanto en altura (ya que suele medir entre 60 y 75 cm) como en anchura, por lo que su morfología es menos redonda y sus lonchas más finas que el jamón. Por otro lado, el jamón se obtiene de las patas traseras (suelen medir entre 70 y 90 cm) por lo que su grosor es mayor que la paletilla. Por último, recalcar la diferencia de peso ya que la paleta pesa 5 kg aproximadamente y el jamón entre 7 y 8 kg.

Curación. El jamón ibérico, tarda entre 15 y 36 meses, dependiendo del tipo de jamón. En cambio, la paletilla tiene un período más corto de curación (entre 12 y 24 meses) debido a que posee menor cantidad de carne y se encuentra más próxima al hueso .

Precio. Tendemos a pensar que el precio es el absoluto predominador de calidad y no siempre es así. El período de curación así como el peso, son dos características fundamentales que influyen en el precio. Por ello, el jamón ibérico siempre tiende a ser más caro que la paleta ibérica.

Gusto. Tal y como hemos nombrado, el jamón tiene un período de curación largo por lo que existe una variedad de sabores suaves que lo inundan. Sin embargo, la paletilla se encuentra más cerca del hueso por lo que le da un sabor intenso, al gusto de paladares acostumbrados a sabores fuertes.

Consejos para comprar un jamón o una paletilla ibérica

Una vez que ya conoces las principales diferencias, solo depende ti, de tu experiencia gustativa aunque existen algunas realidades indiscutibles. Por un lado, algo que nos afecta directamente es el precio, por lo que en este caso la paleta cuesta menos que el jamón. Una de las características que influye más en el precio, como hemos nombrado anteriormente, es el peso y la curación, dato a tener en cuenta a la hora de comprar.

Por otro lado, otro aspecto fundamental es la cantidad de carne que poseen. La paletilla ibérica es ideal para eventos concretos con un pequeño número de personas, que será consumida en el mismo día debido a una menor proporción de carne. Para restauración, eventos con un gran número de personas o a la hora de consumirlo poco a poco, sería útil comprar un jamón ibérico, ya que es más barato y tiene mayor cantidad de carne.

Como conclusión, independientemente de las características y consejos que hemos ofrecido en este post, siempre depende de los gustos y las necesidades de cada consumidor.

50 Años de Tradición Ibérica